Criterios para la elección de aceite en sistemas de refrigeración con amoniaco.

Este articulo va destinado a responsables de instalaciones o encargados de mantenimiento de plantas frigorificas, que tienen la respondabilidad de elegir un aceite adecuado para su instalación.  

Con la informacíon ténica que podrán leer en el artículo, podrán conocer las ventajas e inconvenientes de todos los tipos de aceites que se comercializan para instalaciones de frío industrial.

1. ¿Cuál es la finalidad de este  artículo?

La divulgación del conocimiento técnico acumulado por mayekawa

después de muchos años de experiencia.

2. ¿A quién va destinada la siguiente información técnica?

A responsables de instalaciones o encargados de mantenimiento de plantas frigoríficas que tienen la responsabilidad de elegir un aceite adecuado para su instalación.

3. ¿Por qué  Mayekawa se preocupa de informar sobre aceites en instalaciones de amoniaco?

mayekawa

participa en las necesidades y problemas de sus clientes. Y con la experiencia acumulada aporta soluciones técnicas y de producto a dichas necesidades. En este caso ha identificado un problema creado por la humedad en sistemas de amoniaco, que hace poco recomendable el uso de aceites minerales de cualquier tipo, tal y como ya indicaban hace muchos años los textos de referencia en refrigeración industrial.

Una buena selección de aceite va más allá de conseguir que se produzca una correcta lubricación. En realidad sólo un aceite que no cause problemas en el resto de la instalación, además de lubricar, se puede considerar una elección correcta.

4. Objetivo del lubricante:

Como hemos dicho, su misión es lubricar y convivir con los elementos del sistema sin deteriorarlos. También deberá  de ser capaz de transitar por el sistema sin congelarse, reaccionar químicamente con los elementos que componen el sistema,  o desprenderse de alguno de sus componentes, de tal modo que al final del sistema sigamos teniendo aceite en condiciones aceptables y una instalación sin residuos o componentes deteriorados.

5. Fundamentos para la elección del lubricante:

Además de lubricar correctamente alargando la vida de los elementos en fricción, deberemos seleccionar un aceite que no tenga estos efectos adversos:  

1.- Reacción química con la humedad del sistema produciendo lodos.

2.- Reacción química con los elastómeros del compresor y de la instalación, produciendo fugas de amoniaco.

3.- Separación de los elementos que componen el aceite cambiando sus propiedades básicas.

4.- Congelación del aceite como consecuencia de sus nuevas propiedades.

5.- Vaporización de aceite en la compresión migrando al sistema. 

6. Tipos de lubricantes en el mercado: En el mercado podemos encontrar tres tipos de aceites:

A. Mineral de base nafténica o parafínica, incluidos los minerales hidrocracked.

B. Sintético de base alquilbencénica.

C. Sintético de base Poly Alpha Olefine (PAO)

7. ¿Cuál les propone mayekawa  en instalaciones frigoríficas inundadas de amoniaco?

En instalaciones con amoniaco mayekawa

les recomienda un lubricante sintético de base alquilbencénica, o en su defecto, un lubricante sintético PAO.

Entre los motivos por los que les recomendamos un aceite de base alquilbencénica destacamos principalmente tres:

1) Por no generar lodos en las posibles reacciones con el agua del sistema.

2) Por migrar la menor cantidad posible al sistema en fase vapor.

3) Por durar casi cuatro veces más que un aceite de base mineral, por lo que su impacto precio se diluye en el tiempo con respecto a éste.

Para aplicaciones de ultra-congelación recomendamos usar un aceite sintético de base PAO.Por lo general, su coste es algo mayor que el del lubricante sintético de base alquilbencénica, pero también es compensado por su mayor vida útil.

8. PROS y CONTRAS de cada uno de ellos.

A) Mineral de base nafténica o parafínica, incluidos los minerales hidrocracked: 

PROS:

Precio: Resulta el más económico.

CONTRAS:

1. En instalaciones susceptibles de tener agua, especialmente en todas aquellas con amoniaco, genera lodos a partir de las posibles reacciones químicas que tiene de forma natural con el agua. Estos lodos pueden comprometer la separación de aceite al saturar de suciedad los filtros coalescentes, aumentando la migración de aceite al sistema.

2. Tiene una alta presión de vapor, y por tanto, produce la mayor migración al sistema en fase vapor.

3. Afecta a la estructura de los elastómeros.

B) Sintético de base alquilbencénica:

PROS:

1. Previene la formación de lodos al ser más inerte en las posibles reacciones con el agua.

2. Reduce la migración de aceite a la instalación, debido a que produce en torno a un 20% menos aceite en fase vapor que los aceites minerales.

3. Es más respetuoso con los elastómeros, y por tanto, beneficia el funcionamiento de estos componentes.

4. Dura casi cuatro veces más que un aceite de base mineral, conservando sus propiedades ideales de viscosidad.

CONTRAS:

1. Tiene un precio ligeramente superior a los de base mineral.

C) Sintético de base PAO:

PROS:

1. Previene la formación de lodos al ser más inerte en las posibles reacciones con el agua.

2. Produce en torno a un 99% menos aceite en fase vapor que el sintético de base alquilbencénica.

3. Permite la lubricación con ISO 68 a temperaturas muy bajas de hasta -45ºC, debido a tener una menor temperatura de congelación.

CONTRAS:

1. Precio: Resulta el más costoso.

2. Es menos respetuoso con la estructura de los elastómeros que los de base alquilbencénica.  

 (Nota: Los últimos PAO llevan en su composición una pequeña proporción de alquilbencénico, ayudándoles a ser más respetuosos con los elastómeros).

9. Referencias técnicas bibliográficas en las que nos basamos para realizar este artículo:

A) Aplicación recomendada para los lubricantes sintéticos de base alquilbencénica:

Los lubricantes sintéticos de base alquilbencénica están especialmenterecomendados para aquellas instalaciones frigoríficas de amoniaco con problemas potenciales de oxidación. (Más información en Stoecker, 1998. Chapter 15.2).

Lubricantes sintéticos de base alquilbencénica están recomendados por el fabricante para instalaciones frigoríficas inundadas de amoniaco.

B)Indicador de compatibilidad lubricante-elastómero: ANILINE POINT:

Un indicador general de la compatibilidad lubricante-elastómero es el Aniline Point. Aplicaciones con Aniline Point alto, utilizando aceite de base mineral, podría causar contracción en las juntas tóricas, incluso fugas en el sellado. (Más información en ASHRAE Handbook – Refrigeration, 1997. Chapter 7.7)

Sin embargo, los lubricantes sintéticos se comportan de forma diferente. (Más información en ASHRAE Handbook – Refrigeration, 1997. Chapter 7.4). Los lubricantes de base alquilbencénica tienen un Aniline Point más bajo que los aceites minerales de la misma viscosidad. (Más información en ASHRAE Handbook – Refrigeration, 1997. Chapter 7.7). 

Los lubricantes sintéticos de base alquilbencénica ofrecen un equilibrio perfecto en términos de compatibilidad con los materiales de sellado.

C) POUR POINT:  Pour Point describe la menor temperatura a la que un refrigerante puede circular. 

Los lubricantes sintéticos se aproximan a su Pour Point de forma gradual. Este parámetro se determina exponiendo al lubricante a bajas temperaturas por un corto periodo de tiempo. Periodos prolongados de exposición, incluso a temperaturas superiores al pour point, podrían solidificar el lubricante. (Más información en ASHRAE Handbook – Refrigeration, 1997. Chapter 7.7)

Los lubricantes sintéticos permiten temperaturas más bajas de evaporación con amoniaco respecto a otros lubricantes de base mineral. (Más información en ASHRAE Handbook – Refrigeration, 1997. Chapter 7.4)

Los lubricantes sintéticos de base alquilbencénica se aproximan gradualmente a su Pour Point y permiten muy bajas temperaturas de evaporación.

D) Migración de aceite y presión de vapor de los lubricantes:

La presión de vapor del aceite tiene una relación directa con la cantidad de aceite fase vapor que se producirá en la compresión. Este aceite en fase vapor no puede ser separado por ningún sistema mecánico como el empleado en las unidades de compresión. En conclusión, es importante contar con un aceite de baja presión de valor. (Más información en Stoecker, 1998. Chapter 15.2)

Los lubricantes sintéticos presentan mejores presiones de vapor, 20% más bajas que un aceite de base mineral. (Más información en ASHRAE Handbook – Refrigeration, 1997. Chapter 7.7)

Los lubricantes sintéticos de base alquilbencénica presentan presiones de vapor más bajas que otros lubricantes nafténicos. 

E) Estabilidad con respecto al incremento de la temperatura y de la oxidación:

Los lubricantes sintéticos presentan una mejor estabilidad con temperaturas altas y frente a la oxidación, respecto a lubricantes de base mineral. (Más información en ASHRAE Handbook – Refrigeration, 1997. Chapter 7.4)

La mayor y casi exclusiva causa de contaminación sólida atribuible a los cambios de aceite es la oxidación del mismo que, a su vez, es causada por la presencia de aire, agua, y/o partículas finas de metal. (Más información en Stoecker, 1998. Chapter 15.8)

La oxidación incrementa la viscosidad del aceite y produce ácidos orgánicos que incrementan el TAN (Total Acid Number) propio del aceite. El TAN debe ser menor que 1.0 en condiciones normales. (Más información en Stoecker, 1998. Chapter 15.8)

F) Influencia de la viscosidad en la lubricación:

Con viscosidades excesivamente altas son de esperar consumos energéticos altos en el compresor. Por el contrario, viscosidades muy bajas supondrían una pérdida de la efectividad del sellado, de forma que se perdería eficiencia volumétrica y se verían dañadas las propiedades de lubricación. (Más información en Stoecker, 1998. Chapter 15.4)

Los lubricantes sintéticos de base alquilbencénica han sido ensayados de modo que consiguen unas condiciones óptimas de lubricación, bajo prescripción del fabricante. Para una selección recomendamos estándares ISO 68 e ISO 46.

BIBLIOGRAFÍA

1. American Society of Heating, Refrigerating and Air-conditioning Engineers, Atlanta, Georgia, from the 1997 ASHRAE handbook – Refrigeration, Chapter 7.

2. Stoecker, W. F. “Industrial Refrigeration Handbook”. Mc Graw Hill, 1998. Chapter 15.

10. Conclusiones:

La elección del lubricante alquilbencénico reúne todas las características deseables en un aceite, incluida la de un precio razonable y una larga vida útil. Los PAO también son una buena opción.

Los aceites minerales son perfectamente válidos en sistemas que no contengan humedad. Extremando las precauciones se puede conseguir un grado de humedad mínimo pero no suele ser frecuente. Analice el amoniaco de su instalación y decida. 

Existen muchos fabricantes de aceite alquilbencénico y PAO en el mercado. Si necesitan nuestro consejo estamos a su disposición.

Barreras para las puertas frigoríficas: Algunas de las opciones del mercado y sus características.

La siguiente información está destinada a responsables de maquinaria e instalaciones, encargados de mantenimiento y a todas aquellas personas que se ven en la situación de tener que elegir un sistema barrera para las puertas de sus cámaras frigoríficas.

Esta elección es fundamental y tiene que hacerse específicamente para cada puerta, pues existen multitud de variables físicas y condiciones ambientales que hacen que no existan dos puertas frigoríficas iguales.

Conceptos clave:

Como su propio término indica, una “Barrera” persigue reducir el intercambio de aire que se produce de forma natural cuando se exponen dos masas de aire de densidades diferentes, debido al gradiente térmico existente entre el interior y el exterior de puerta frigorífica.

Esta puerta frigorífica, debido a sus características de diseño con una densidad aparente moldeada de unos 37-42 kg/m3 de poliuretano (PUR) o poliisocianurato (PIR), lo que le transfiere una conductividad térmica en torno a 0,023 W/m2K, es la responsable de contener el frío en el interior, abriendo y cerrando de forma ágil tantas veces como pasos se realicen por la puerta. 

No obstante, existen multitud de aplicaciones en las que las maniobras de esta puerta frigorífica no son tantas como deberían ser. En muchas ocasiones se debe a que por definición estas puertas resultan extremadamente pesadas, y en otras muchas a que éstas no están bien automatizadas: poniendo al alcance del usuario el mecanismo de apertura adecuado, temporizando el cierre automático tras el paso, etc. Para estos casos se puede pensar en automatizar debidamente la puerta frigorífica o en instalar una puerta rápida interior que permita reducir el número de maniobras de la puerta pesada a cambio de un menor aislamiento térmico. Las mejores puertas rápidas para congelados, con pantalla aislante entre plásticos, tienen una conductividad térmica de unos 3,3 W/m2K. 

En cámaras de baja temperatura, en congelados, la humedad del aire cálido del exterior que se infiltra durante el intercambio va a congelarse en el interior, acumulándose en zonas de influencia de la puerta o en los evaporadores, de donde se eliminará mediante los desescarches o mediante intervenciones del personal de mantenimiento.

La cantidad de intercambio de aire que habrá, dependerá de las condiciones particulares de la operativa de la puerta frigorífica, de las condiciones ambientales, y del sistema barrera elegido.

OPCIONES:

Las opciones “barrera” que nos encontramos en el mercado para los momentos de apertura de puerta frigorífica son:

1. No poner nada, dejando un paso libre.

2. Colgar unas cortinas de pástico en tiras, conocidas como lamas. 

3. Optar por una barrera de aire: Existen dos tipos:

3A. De flujo vertical (desde la parte superior hasta el suelo).

3B. De flujo horizontal direccionable con recirculación: Sistema THERMO SHUTTER de mayekawa

.

4. Instalar un sistema deshumificador en un espacio confinado en el marco de la puerta, mediante el uso de soble fila de lamas de pástico, con un sistema de conductos conectándolo a un sistema frigorífico externo.

5. Instalar un deshidratador en un espacio confinado en el marco de la puerta, con un sistema de calefacción mediante resistencias eléctrica en un flujo de aire desde la parte superior, mediante el uso de:

5A. Doble fila de lamas de plástico.

5B. Una fila de lamas de plástico y una puerta rápida.

5C. Doble puerta rápida.

A continuación, comentaremos los PROS y CONTRAS de cada una de las opciones:

1. No poner nada, dejando un paso libre:

PROS:

– Seguridad: 100% de visibilidad a través de la puerta.

– Productividad: Permiten un tráfico más ágil, al no encontrar obstáculos durante el paso.

– Limpieza: La suciedad no puede adherirse a nada.

CONTRAS:

– Nula eficacia de la barrera: Se produce el 100% del intercambio de aire al no existir barrera.

– Mantenimiento: Generalmente, el personal de mantenimiento tiene que retirar hielo del suelo, por haber llegado a desprenderse gran cantidad de nieve del interior del techo y paredes, estanterías y rodillos.

2. Colgar unas cortinas de plástico en tiras, conocidas como lamas:

PROS:

– Precio: Material económico. Se puede comprar por rollos.

– Reducen el intercambio de aire parcialmente durante la apertura:

– Reducen parcialmente la fuga de frío siempre y cuando no se esté pasando levantando las lamas, además de que permiten la fuga de frío por la zona inferior de forma continua.

– Reducen la infiltración, siempre y cuando no se esté pasando, levantando lamas.

CONTRAS:

– Eficacia de la barrera: Permiten la fuga de frío por la zona inferior de forma continua, favoreciendo la formación de hielo en el suelo, y durante los momentos de paso, en los cuales las lamas de plástico se levantan o pandean, dejando espacios sin barrera.

– Mantenimiento: Necesitan continuas intervenciones para su reposición: se descuelgan, se parten, etc.

– Seguridad: Impiden la visibilidad a través de la puerta, aumentando la probabilidad de accidentes o golpes contra las puertas: sobretodo en el momento de salir de las cámaras, pudiendo llegar a descolgar la puerta y tirarla al pasillo.

– Productividad: Ralentizan el paso por tener que levantar las lamas para pasar entre ellas, pudiendo dañar el producto o tirarlo al suelo.

– Limpieza: Son un foco de suciedad.

3Optar por una barrera de aire: Existen dos tipos:

3.A De flujo vertical:

PROS:

– Reducen el intercambio de aire durante las aperturas:

– Reducen la fuga de frío.

– Reducen la infiltración.

– Precio: Resultan las barreras de aire más económicas.

– Seguridad: 100% de visibilidad a través de la puerta.

– Bajo consumo energético: Sólo unos pocos motoventiladores en un difusor de aire desde la parte superior de la puerta, que sincronizan su funcionamiento de marcha-paro con la apertura de la puerta.

CONTRAS:

– Eficacia de la barrera: Debido a la naturaleza del flujo de aire vertical, este es muy complicado de ajustar: Puede quedarse corto, sin alcanzar el suelo, de forma que deja fugar la lengua de frío por la parte inferior, o puede rebotar contra el suelo, produciendo turbulencias que comprometen la barrera.

– Importa la altura de la puerta: Cuánto más alta es la puerta, menos eficaces resultan.

– No tienen recirculación de aire, lo que redunda en una menor eficacia de la barrera.

– Suelen emplear ventiladores centrífugos, con poco caudal de aire.

– Eficiencia energética: Aunque tienen un bajo consumo energético, no resultan una solución eficiente, energéticamente hablando, debido a su limitada eficacia como barrera de aire.

– Limitación de aplicación en puertas muy altas.

Volver al índice 

3.B De flujo horizontal direccionable con recirculación:

PROS:

– Reducen el intercambio de aire durante las aperturas:

– Reducen la fuga de frío.

– Reducen la infiltración.

– Precio: A pesar de su coste algo superior a las barreras de aire de flujo vertical, permiten recuperar la inversión rápidamente debido a su alta eficiencia energética.

– Seguridad: 100% de visibilidad a través de la puerta.

– Aumenta la productividad de la puerta, permitiendo un mayor tráfico de palets por puerta de forma más rápida y segura, de forma que se puedan usar menos puertas frigoríficas, concentrando el tráfico en una.

– Bajo consumo energético: Sólo unos pocos motoventiladores de unos 100 W repartidos en dos columnas instaladas a ambos lados de la puerta, que sincronizan su funcionamiento de marcha-paro con la apertura.

– Eficacia de la barrera: Debido a la naturaleza del flujo de aire horizontal, direccionable y con recirculación entre las columnas, produce una barrera de aire de alta eficacia que:

– No se ve afectada por la altura de la puerta.

– Recircula un gran caudal de aire frío, más denso que el aire del exterior.

– Permite direccionar el flujo de aire horizontal, ejerciendo más presión en la zona inferior y superior, justo donde más presión se le requiere a la barrera de aire.

– Lo hace termodinámicamente más eficaz que una barrera de aire sin recirculación.

– Eficiencia energética: Debido a su bajo consumo energético combinado con su alta eficacia como barrera.

– Mantenimiento: Sin mantenimiento periódico, salvo sustitución de motoventiladores al final de su vida útil.

CONTRAS:

– Espacio necesario: Al tratarse de dos columnas que se instalan en el exterior de la puerta en caso de cámaras de baja temperatura, se recomienda asegurarse de disponer de espacio necesario para el tránsito y la maniobra de las carretillas antes de hacer la inversión.

– Limitación de aplicación en puertas muy anchas, con más de 2,6 metros de luz.  

Ver video Thermo Sutther OFF/ON:

Ver Video termográfico: 

4. Instalar un sistema deshumificador en un espacio confinado en el marco de la puerta, mediante el uso de doble fila de lamas de plástico.

PROS:

– Reducen el intercambio de aire durante la apertura siempre y cuando no se esté pasando, levantando lamas.

– Captan la humedad de la infiltración y lo expulsan al exterior del edificio por conductos.

– Ideal para puertas frigoríficas muy anchas.

CONTRAS:

– Consumo energético: Para poder captar la humedad se necesita una fuente de calor eléctrica de unos 10-40 KW funcionando durante todo el tiempo. También suelen incorporar un par de motoventiladores de unos 3-5 KW cada uno para mover el aire por el circuito de conductos y expulsar al exterior de la fábrica la humedad.

– Reduce la productividad de la puerta: Ralentizan el paso por tener que levantar las lamas para pasar entre ellas, pudiendo dañar el producto o tirarlo al suelo.

– Precio: Además del doble coste de las lamas, incorporan un sistema frigorífico para el tratamiento del aire extremadamente costoso, tanto por el equipo necesario como por la instalación del circuito de tubería requerida.

– Eficacia de la barrera: En la zona inferior, de forma continua, deja espacios sin barrera. Durante el paso también deja espacios al tener que levantar las lamas de plástico para pasar.

– Mantenimiento periódico: Necesitan continuas intervenciones para la reposición de la doble fila de lamas: se descuelgan, se parten, etc. Además, el equipo puede incorporar filtros absorbentes de humedad que necesitan ser sustituidos anualmente. Su complejidad, suele requerir de un contrato de mantenimiento con revisiones periódicas.

– Seguridad: Impiden la visibilidad a través de la puerta, aumentando la probabilidad de accidentes o golpes contra las puertas: sobretodo en el momento de salir de las cámaras, pudiendo llegar a descolgar la puerta y tirarla al pasillo.

– Limpieza: Son un foco de suciedad.

5. Instalar un sistema deshidratador en un espacio confinado en el marco de la puerta, mediante el uso de:

 5.A Doble fila de lamas de plástico:

PROS:

– Reducen el intercambio de aire durante la apertura siempre y cuando no se esté pasando, levantando lamas.

– Captan la humedad de la infiltración y lo retornan al pasillo, siempre y cuando las aperturas no sean muy constantes, de forma que haya tiempo suficiente para calentar el aire frío que ha quedado retenido en el espacio confinado entre pasos.

– Ideal para puertas frigoríficas muy anchas.

CONTRAS:

– Consumo energético: Para poder captar la humedad se necesita una fuente de calor con resistencias eléctricas de unos 10-20 KW funcionando durante todo el tiempo, liberándolo al espacio confinado por un ligero chorro de aire en la zona superior de la puerta.

– Reduce la productividad de la puerta: Ralentizan el paso por tener que levantar las lamas para pasar entre ellas, pudiendo dañar el producto o tirarlo al suelo.

– Precio: Resultan equipos costosos.

– Eficacia de la barrera: En la zona inferior, de forma continua, deja espacios sin barrera. Durante el paso también deja espacios al tener que levantar las lamas de plástico para pasar.

– Necesitan equipos auxiliares: para crear ese espacio confinado. Por lo que volvemos a incurrir en más costes de inversión, de mantenimiento, una menor seguridad por falta de visibilidad y una menor productividad de la puerta.

– Mantenimiento: Necesitan continuas intervenciones para su reposición: se descuelgan, se parten, etc.

– Seguridad: Impiden la visibilidad a través de la puerta, aumentando la probabilidad de accidentes o golpes contra las puertas: sobretodo en el momento de salir de las cámaras, pudiendo llegar a descolgar la puerta y tirarla al pasillo.

– Limpieza: Son un foco de suciedad.

5.B Doble puerta rápida:

PROS:

– Captan la humedad de la infiltración y vuelve al pasillo, siempre y cuando las aperturas no sean muy constantes o continuas, de forma que haya tiempo suficiente para calentar el aire frío que ha quedado retenido en el espacio confinado por las la doble puerta rápida entre aperturas.

– Rapidez y agilidad a la puerta frigorífica: Permite reducir el número de maniobras de la puerta frigorífica, realizando estas mismas la función de puerta, aunque aíslen térmicamente menos.

– Seguridad: 100% de visibilidad a través de la puerta.

– Productividad: Permiten un tráfico más ágil, al no encontrar obstáculos durante el paso.

– Limpieza: La suciedad no puede adherirse a nada.

CONTRAS:

– Eficacia de la barrera: En los momentos de apertura no tienen un sistema barrera eficaz, permitiendo la fuga de frío al pasillo, junto con la parte de infiltración que ha sido absorbido por el aire frío del interior que ha sido calentado en el espacio confinado entre aperturas. Además, debido a sus características de diseño, el aislamiento térmico de estas puertas rápidas es bastante inferior al de la puerta frigorífica.

– Precio: Resultan los equipos más costosos.

– Necesitan equipos auxiliares: para crear ese espacio confinado. Por lo que volvemos a incurrir en más costes de inversión, de funcionamiento y de mantenimiento.

– Consumo energético: Para poder captar la humedad se necesita una fuente de calor eléctrica de unos 10-20 KW funcionando durante todo el tiempo. Las puertas rápidas suelen incorporar unas pequeñas resistencias eléctricas en torno a 1-2 KW en los marcos en caso de tratarse de puertas a baja temperatura.

5.C Una fila de lamas de plástico y una puerta rápida:

Idéntico al caso de deshidratador con doble lama, pero con la ventaja de permitir reducir el número de maniobras de la puerta frigorífica.

Finalmente, les señalaremos la importancia del consumo energético en este tipo de equipos y les resumiremos los beneficios del sistema barrera de aire que les propone mayekawa

: El sistema THERMO SHUTTER. 

EJEMPLO DE CONSUMO ENERGÉTICO:

Caso: Un puerta frigorífica corredera estándar de 2,6 (h) x 2,2 m de un almacén congelador permite la salida de producto para despachar 20 camiones diarios, en dos turnos empleando un único operario por turno, cargando con un total de 400 palets. La puerta realiza 800 maniobras diarias, gracias a la existencia de tiradores interiores y exteriores, con un mecanismo de cierre automático, temporizado a los 10 segundos de terminar de abrirse por completo. Cada apertura requiere un total de 30 segundos. 

 No hay barreras: No se afecta a la operativa, pero se produce el 100% de intercambio de aire.

Lamas de plástico: Se afecta a la operativa: Menor velocidad y seguridad. En  los momentos de paso al levantar las lamas, se dejan espacios sin barrera, así como también en el suelo de forma continua. Reduce el intercambio de aire siempre y cuando no se esté pasando, y en consecuencia, la infiltración asociada, aunque permita fugar frío de forma continua por la parte inferior.

Barreras de aire: No se afecta a la operativa y reduce el intercambio de aire e infiltración.

Consumo energético: 0,88Kw x 30 s/apertura x 800 aperturas = ~ 6 Kw/día

6 Kw/día x 250 días/año x 0,12 €/Kw eléctrico = sólo unos 180 €/año !!!!!

Deshumidificador: Se afecta a la operativa por lamas: Menor velocidad y seguridad. Tienen un importante consumo energético por el equipo deshidratador y los ventiladores de los conductos:

Consumo energético: 25Kw x 16 horas/día (dos turnos) = ~ 400 Kw/día

400 Kw/día x 250 días/año x 0,12 €/Kw eléctrico = unos 12.000 €/año !!!!!

Deshidratador: Se afecta a la operativa en caso de llevar lamas: Menor velocidad y seguridad. Si llevan doble puerta rápida, no se afecta la operativa, pero se produce una mayor fuga de frío de la cámara. Tienen un relevante consumo energético por las resistencias eléctricas y el consumo de los equipos auxiliares:

Consumo energético: 15Kw x 16 horas/día (dos turnos) = ~ 240 Kw/día

240 Kw/día x 250 días/año x 0,12 €/Kw eléctrico = unos 7.200 €/año !!!!!!!

Nota*: Válido sólo como referencia. Los datos para el cálculo son orientativos y pueden cambiar sin previo aviso. 

CONCLUSIONES:

Siguiendo nuestra filosofía, de interesarnos por los problemas de nuestros clientes y usuarios, y debido a que somos conocedores de la falta de buenas soluciones para las barreras en las puertas frigoríficas, les traemos esta solución completamente implantada en Japón.

Por su alta eficacia como barrera, reduciendo el intercambio de aire, y por su reducido consumo energético prácticamente despreciable, hacen de la barrera THERMO SHUTTER su solución ideal, especialmente en aquellas puertas con gran cantidad y continuo tráfico o aperturas, ya sea por carretillas o por rodillos.

Por un lado reducirá drásticamente la fuga de frío, a la vez que observará que no son necesarios otros costosos equipos para hacerse con la humedad de la infiltración, reduciendo notablemente el recibo de su factura de la luz. Desde el momento en el que elimine las lamas de plástico,  disfrutará de los beneficios que les contamos, según nos comentan algunos de nuestros clientes que ya lo han adquirido.

No obstante, para puertas con un ancho útil superior a 2,60 m, o para aquellas cámaras donde no sea viable la más mínima presencia de nieve en el interior cuando la sala exterior no está refrigerada de forma autónoma, o para puertas de cámaras a temperatura negativa donde no se disponga de espacio suficiente para ubicar el sistema THERMO SHUTTER a ambos lados de la puerta por la parte exterior, por favor pónganse en contacto con nuestros técnicos de mayekawa

, que les informarán debidamente.

Atentamente, Pedro Nogal.

El amoníaco, tu aliado.

Con este artículo queremos espantar miedos, pero desde los hechos y las experiencias. No hay ninguna duda, el amoniaco es la mejor alternativa y los números lo demuestran: más del 95% de las instalaciones industriales se hacen con amoniaco. Y son estas instalaciones las que acumulan la mayor cantidad de refrigerante por planta, llegando a cantidades que se cuentan por toneladas. ¿Sería entonces razonable que estas empresas emplearan un refrigerante que pudiera suponer algún problema? La respuesta es lógica y tajante ¡no! Entonces, ¿qué les lleva a su empleo de forma masiva? A continuación resumiremos lo que, a nuestro entender, son las bondades de un refrigerante adorado por todos aquellos que hacemos “frío grande”:

La primera cualidad que queremos destacar es que huele y por tanto advierte de su presencia. Esto es lo que a mi me gusta definir como la nobleza del amoniaco. Todos los que hemos trabajado con él la conocemos y nos ha despertado a la realidad en muchas ocasiones, eliminando totalmente el peligro. Es sin duda una cualidad que se alía con los técnicos y usuarios ya que advierte a la mínima y permite controlar perfectamente la situación.  

La segunda cualidad es su gusto por el agua. Y me explico: Mr Lindborg, maestro del frío internacional al que desde aquí recordamos con afecto,  explicaba con gran claridad y de una manera muy gráfica esta cualidad del amoniaco. Él solía presentarse delante de su audiencia con dos botellas trasparentes, una llena de amoniaco con tinte azul y otra con agua cristalina. Al abrirlas la botella de agua se torna azul a la vez que se aprecia cómo se vacía el amoniaco de la suya. Esta cualidad indica las pocas ganas que tiene el amoniaco de causar problemas. Y siempre que se lo pongan fácil, optará por neutralizarse a si mismo en el primer recipiente con agua que encuentre. ¡Y no hace falta hacer nada! ¿Se puede ser más noble?

La tercera es su origen natural y por tanto respetuoso con el medio ambiente. Esto no es una cualidad menor porque  gracias a ella garantiza su futuro. Y aquí nos gustaría recordar a aquellos que nos conocen y nos siguen, que desde mayekawa

siempre hemos advertido de lo que hoy es una realidad en España con las tasas a los refrigerantes químicos. Esto es un problema muy grande para los usuarios finales e implica fuertes inversiones a corto plazo o importantes gastos a largo. Recuerdo una feria hace 14 años en la que presentamos una unidad chiller con cuatro litros de amoniaco. Le llamamos la unidad “training” y lo hicimos para indicar que estaba concebida como quitamiedos para todos aquellos usuarios de ” freones “ que de algún modo quería iniciar un camino más sostenible. No tuvimos éxito pero lo intentamos. Hoy el escenario es muy distinto y los clientes mucho más receptivos. 

Hay muchas otras cualidades no menores como la gran eficiencia energética, el precio/Kg, su fácil manejo, la ausencia de deslizamientos y otros fenómenos típicos de refrigerantes mezclados, pero no vamos a describirlos aquí. Sin embargo les invitamos a contactar con nosotros para visitarles y charlar a fondo de este tema. Les gustará.

Test de performance, normativa europea y eficiencia energética

mayekawa

informa que recientemente ha suministrado compresores para uno de los mayores productores europeos de derivados lácteos. Estos compresores han superado los performance test de nuestra fábrica con una reducción de la potencia absorbida de hasta el 7% sobre los valores teóricos de programa. La potencia frigorífica se mantuvo en los valores de programa con desviaciones inferiores al 3%. 

Los valores obtenidos por los compresores MYCOM destacan sobre los que se permite en Europa la normativa  EN12900, que admite una pérdida de rendimiento de hasta el 10%. Y también sobre los valores de desviación en aparatos de medida autorizados por la norma DIN8976, que tolera desviaciones del 5% en la potencia absorbida y del 7% en la potencia frigorífica. Estas dos normativas se suman y por tanto posibilitan una desviación total de la potencia frigorífica  hasta del 14,5%,  y en la potencia absorbida hasta del 12,5% (valores para aplicaciones por encima de +3ºC) siendo incluso la pérdida superior en aplicaciones por debajo de –10ºC. 

Desde mayekawa

les recomendamos tengan en cuenta esta realidad y comprueben siempre las tolerancias en las que se basan los fabricantes de compresores objeto de su análisis. ¡Es determinante para una buena eficiencia energética!Para más información contacte con mayekawa

.

Atentamente, José Ramón Botana

Rodamientos dañados por corrientes parásitas.

mayekawa

TALLER LES INFORMA:

Recientemente hemos reparado un compresor que presentaba daños en las bolas de los rodamientos. Esta avería no es frecuente y creemos que merece la pena compartir esta experiencia. Estos daños han sido producidos por  corrientes parásitas que han llegado a fundir muchas de sus bolas produciendo esta forma de cráter tan característica. Estas corrientes las producen los motores accionados por variador cuando no se aísla correctamente uno de los rodamientos del motor. 

Para más información contacte con nosotros.

 Atentamente, Álvaro Serna.

A continuación incluimos más ejemplos de rodamientos afectados por corrientes parásitas: